sábado, 10 de mayo de 2014

Everaldo "El campeón del mundo con final trágico"

Integrante de la defensa brasileña campeona mundial en 1970, solo saboreó las mieles del éxito durante un corto espacio de tiempo. Cuatro años después de levantar el trofeo Jules Rimet perdía la vida junto a su mujer e hija en un terrible accidente de tráfico. Nacido el 11 de Septiembre de 1944 en Porto Alegre (Brasil), se desempeñaba como lateral izquierdo aunque también podía jugar en el otro lateral y como medio defensivo. Jugador ambidiestro, polivalente y de juego sencillo y eficaz, destacaba por sus excelentes marcajes. Se le conoció con el apelativo de "Estrella Dorada".

Ingresó muy pequeño en la cantera de Gremio, concretamente a los 13 años. Fue pasando por todas las categorías inferiores de la entidad hasta que en 1964 se marchó cedido dos campañas al Juventude. Regresó en 1966 y a raíz de entonces se hizo con un puesto en el once del conjunto de Porto Alegre.
El cuadro del estado de Río Grande del Sur disponía de un plantel excepcional que llevaba ganando el Campeonato Gaucho de forma consecutiva desde hacia cuatro años, a lo que añadió tres entorchados más con Everaldo en el equipo. Su gran rival Internacional de Porto Alegre no pudo romperle la hegemonía y en 1966, 1967 y 1968 tuvo que conformarse con el segundo puesto. Además de Everaldo integraban aquel magnífico elenco jugadores como el arquero Arlindo, Ari Ercílio, Paulo Souza, Áureo, Cleo, Babá, Joãozinho o Volmir.
A partir de 1969 las tornas giraron e Internacional se hizo con la supremacía del balompié en el estado. Gremio quiso dar la vuelta a la situación contratando de nuevo al técnico Carlos Froner que había logrado los Gauchos de 1964, 1965 y 1967 pero esta vez no consiguió repetir éxitos. A continuación pasaron por el banquillo Otto Glória o Daltro Menezes con idéntico destino. Mientras tanto Everaldo coleccionaba premios, en 1970 fue galardonado con la Bola de Prata que entrega la revista Placar y estuvo incluido en el mejor once del Brasileirao junto a Picasso, Humberto, Brito, Reyes, Zanata, Dirceu, Samarone, Vaguinho, Penny y Paulo César Caju, y en 1972 obtuvo el Premio Belfort Duarte, una condecoración que otorgaba la Confederación Brasileña de Fútbol a los futbolistas que tras diez años de carrera no habían visto una tarjeta roja.
Curiosamente y tres meses después de recoger el galardón de la CBF Everaldo cometió el mayor error de su vida en un terreno de juego. Gremio se enfrentaba a Cruzeiro en un choque presenciado por el presidente Emilio Medici Garrastazu cuando el lateral izquierdo enojado por una decisión arbitral propinó un puñetazo al colegiado José Neto Faville. El trencilla sufrió una hemorragia nasal e incluso denunció a la policía la agresión. Everaldo fue sancionado un año sin jugar y declaró que renunciaría al premio Belfort Duarte. 
Tras cumplir la sanción se enfundó la camiseta de Gremio de nuevo y volvió a la competición, aunque en su cabeza ya rondaba la posibilidad de colgar las botas y meterse en política. El fatal accidente de tráfico sesgó todos sus planes.


Gremio 1972
Juventude 1965
Brasil 1970


Con la Selección brasileña fue internacional en 24 ocasiones sin lograr ningún tanto. Hizo su estreno en la edición de la Copa Río Branco de 1967, concretamente en el primer partido disputado ante Uruguay en Montevideo que finalizó 0-0. También fue de la partida en los dos choques de desempate jugados posteriormente en la capital uruguaya que concluyeron en tablas, lo que hizo que ambos combinados compartiesen el trofeo. 
Un año más tarde Aymoré Moreira contó con sus servicios para el encuentro que enfrentó a Brasil y un equipo del resto del mundo en Maracaná. La verde-amarela se llevó el triunfo por 2-1 ante una escuadra donde figuraban entre otros Lev Yashin, Amancio, Beckenbauer, Dzakic, Florian Albert o Wolfgang Overath. En 1969 únicamente participó en el choque ante Venezuela en Caracas de la fase de clasificación para el Mundial de México y la siguiente ocasión en que se enfundó la camiseta brasileña fue en el torneo en tierras aztecas.
Fijo para el nuevo técnico Mario Zagallo solo se perdió el enfrentamiento ante Perú. Brasil quedó encuadrada en el grupo 3 con Rumania, Checoslovaquia e Inglaterra haciendo pleno de victorias. En primer lugar se enfrentaron a los centroeuropeos que sucumbieron por un claro 1-4, a continuación en el partido más interesante de la primera fase vencieron a los ingleses con un solitario gol de Jairzinho y en la última jornada ganaron por 2-3 a los rumanos con más problemas de los previstos. En cuartos se enfrentaron al peligroso Perú de Cubillas, Gallardo, Sotil o Chumpitaz. Everaldo que se tuvo que retirar con problemas físicos en la segunda mitad del choque ante Rumania fue sustituido por Marco Antonio. Brasil doblegó a la Blanquirroja por 4-2 y accedió a semifinales. Allí tuvo como rival a Uruguay que no traía buenos recuerdos de pasados Mundiales. Everaldo regresó al once y antiguos fantasmas se presentaron cuando en el minuto 18 Cubilla abrió el marcador. Antes del descanso Clodoaldo empató y en la segunda parte Brasil fue superior, logrando dos goles más que le dieron el pase a la finalísima.
Celebrada en el estadio Azteca de Ciudad de México el 21 de Junio de 1970 y con más de 107.000 espectadores en las gradas, los conjuntos brasileño e italiano saltaron al césped en busca de la Copa Jules Rimet. En la verde-amarela formaron aquel día, mientras que en los transalpinos dirigidos por Ferruccio Valcareggi jugaron. Pelé anotó al poco de comenzar pero un fallo en cadena de la zaga brasileña propició el empate de Boninsegna. En el segundo acto los pupilos de Zagallo destaparon el carro de la esencias y desbordaron a los italianos. Gerson, Jairzinho y Carlos Alberto tras una brillante jugada colocaron el 4-1 definitivo con el que Brasil alzó el título.
La carrera internacional de Everaldo continuó dos años más en los que disputaría varios partidos amistosos contra México, Chile, Austria o Hungría y la Copa Julio Roca de 1970 frente a Argentina. Los dos choques ante la albiceleste disputados en Buenos Aires se saldaron en empate y el título fue ex-aequo para las dos selecciones.
Se despidió del equipo nacional pocas fechas después, en un amistoso contra Paraguay a la que vencieron por 3-2 el 26 de Abril de 1972.

Falleció en un accidente a los 30 años el 27 de Octubre de 1974, cuando regresaba de Cachoeira do Sul a Porto Alegre junto a su mujer e hija en un Dodge Dart (regalo de un concesionario de Porto Alegre a él y al resto de jugadores tras la consecución del título mundial).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada