miércoles, 19 de febrero de 2014

Nicolae Dobrin "El Príncipe de Trivale"

Hasta la llegada en los años 90 de Gheorghe Hagi y Gica Popescu fue considerado sin discusión como el mejor jugador de la historia de Rumania. En tres ocasiones (1966, 1967 y 1971) fue designado futbolista del año en su país y en 1999 la IFFHS le eligió entre los 100 jugadores europeos más destacados del siglo XX. Nacido el 26 de Agosto de 1947 en Pitesti (Rumania), se desempeñaba como mediapunta. Excelso regateador y brillante pasador, destacaba también por su creatividad y su visión de juego. Fue conocido como "El Príncipe de Trivale" porque se crió en dicho barrio de la localidad de Pitesti.

Futbolista precoz debutó en la Primera División de su país con el Arges Pitesti cuando contaba con 14 años. Ese mismo curso su equipo que había ascendido esa temporada de nuevo bajó a Segunda tras ser el farolillo rojo de la competición. El conjunto blanquivioleta regreso a la élite del fútbol rumano en 1963 y lo hizo para quedarse.
La progresión los años posteriores fue magnífica y con Dobrin tirando del equipo llegaron a alcanzar el cuarto puesto en la campaña 1965-1966. Un año después perdieron solidez y coquetearon con los puestos de descenso aunque una magnífica actuación en 1968 les hizo obtener un histórico subcampeonato. 
A comienzos de los años 70 una de las decisiones que cambian el rumbo del club es la destitución de Titus Ozon y el fichaje como mister de Florin Halagian, un antiguo jugador. En la temporada 1971-1972 se muestran como una escuadra muy conjuntada y con el paso de las jornadas la esperanza de convertirse en campeones se hace cada vez más real. Sus perseguidores UTA Arad y Cluj no logran igualarles en la tabla y la posibilidad de alirón llega en la penúltima jornada. Frente al colista, el Crisana Oradea, dos goles de Dobrin allanan el camino de la victoria por 4-1 y el Arges Pitesti conquista la primera Liga de su historia. Además del "Príncipe de Trivale" forman parte de aquel memorable equipo hombres como Stan-Barbu, Vlad, Olteanu, M. Popescu, C. Radu I, o Jercan. 
En 1973 participan en la Copa de Europa y después de eliminar al Aris Bonnevoie luxemburgués en primera ronda por un global de 0-6 (con tres goles de Dobrin, uno en la ida y dos en la vuelta), en la fase posterior se han de ver las caras con el todopoderoso Real Madrid. En el estadio 1 de Mayo de Pitesti logran la machada y vencen por 2-1, el primero obra del mediapunta de penalti y en la vuelta ponen las cosas muy difíciles para los merengues que remontan con un tanto in extremis de Santillana en el minuto 87.
En aquel choque el presidente madridista quedó prendado de la calidad de Dobrin y se interesó por su traspaso. Ofreció 2 millones de dólares, un récord en la época pero el régimen rumano impidió que se llevase a cabo la operación. Se habló con Nicolae Ceaucescu para intentar convencerlo pero el dictador rumano dijo que Dobrin era un "bien nacional" y que no podía salir del país. Dobrin lamentó la oportunidad perdida aunque en el homenaje a Francisco Gento si pudo vestir la zamarra blanca junto a otras estrellas como Bene, Eusebio o Dzajic.
El nivel del Arges Pitesti en la Liga rumana bajó considerablemente en los años venideros y no existe un repunte hasta la campaña 1977-1978, cuando quedan en segundo lugar con los mismos puntos que el Steaua. El goal average muy favorable para los capitalinos (+26) les impide alcanzar el título.
En 1978-1979 participan en la Copa de la UEFA y en la primera eliminatoria dejan en el camino al Panathinaikos por un parcial de 5-1. El sorteo les emparejó con el Valencia en la segunda ronda en lo que fue un duelo apasionante. En la ida derrotaron al conjunto ché por 2-1 con diana de Dobrin incluida y en la vuelta celebrada en el Mestalla los valencianos con un Kempes inspirado certificaron su pase tras ganar por 5-2. Mientras en la Liga los hombres de Halagian dieron muestras de ser un plantel maduro y curtido y lograron el campeonato de la regularidad tras aventajar al Dinamo de Bucarest en cuatro puntos, siendo hasta hoy el último trofeo liguero que figura en el palmarés de la entidad. La clave de la conquista fue el partido entre los dos primeros en la jornada 34. Al Dinamo le bastaba una victoria por un gol de diferencia y al Arges Pitesti le valía el empate. El partido fue espectacular y tras marcar un tanto los locales el Arges le dio la vuelta para ponerse 1-3. Los Perros Rojos lograron la igualada y Dobrin deshizo el empate con una jugada de genio, donde tras regatear a varios defensores y al portero cerró la victoria por 3-4 y dio el título a su equipo. La alineación que formó aquel día Halagan fue la formada por Cristian, M. Zamfir, Cârstea, Stancu, Ivan II, D. Toma, Iovănescu (min. 78 Bărbulescu), Chivescu, Doru Nicolae, Radu II y Dobrin.
La primera etapa de Dobrin en el Arges Pitesti terminó en 1981 y a continuación se marchó al CS Targoviste de la categoría de plata. Allí consiguió el ascenso pero una temporada después regresó al conjunto de Pitesti para poner punto final a su carrera tras el curso 1982-1983. Sumando ambos periodos con las Águilas violetas dejó unos números totales de 395 partidos y 106 goles.

Rumania 1970
Arges Pitesti 1972


Con la Selección rumana fue internacional en 47 ocasiones logrando un total de 6 goles entre 1966 y 1980. Hizo su estreno en un amistoso frente a Alemania Occidental en Frankfurt donde cayeron por 1-0. Un año más tarde Rumania se vio inmersa en la calificación para la Eurocopa de 1968 donde compartió grupo con Suiza, Chipre e Italia. Dobrin disputó cuatro encuentros, siendo claves las derrotas ante Italia por 3-1 (marcó su primer gol con el equipo nacional) y Suiza por 7-1 para quedar en segunda posición y no clasificarse para los cuartos de final de la competición.
En 1968 fue de la partida en tres encuentros de la calificación para el Mundial de México de 1970, concretamente frente a Grecia y contra Portugal en Lisboa y Bucarest. Se obtuvieron una victoria por la mínima ante los lusos en casa con un tanto del "Príncipe de Trivale", un empate a uno con los helenos y una clara derrota en tierras portuguesas por 3-0. La Tricolor sumó 8 puntos y consiguió el billete mundialista después de 32 años de ausencia. Sin embargo un conflicto con el seleccionador Angelo Nicolescu le relegó al banquillo durante el torneo y no disputó ni minuto. Rumania en un grupo con Brasil, Inglaterra y Checoslovaquia ocupó el tercer lugar con dos puntos y fue apeada.
A la vuelta de la Copa del Mundo se inició la lucha por un pasaporte para la Eurocopa de 1972 con Dobrin liderando al combinado nacional. Rumania ganó cuatro encuentros, empató uno y perdió otro y con 9 puntos comandó su grupo por delante de Checoslovaquia, Gales y Finlandia. En cuartos se enfrentaron a Hungría y tras empatar a uno en Budapest y a dos en Bucarest con una diana de Dobrin, hubo que celebrarse un choque de desempate en Belgrado. Allí el cuadro magiar con un tanto en el último minuto eliminó a Rumania que se quedó sin semifinales. Una buena generación de futbolistas donde además de Dobrin destacaban Cornel Dinu, Mircea Lucescu, Anghel Iordanescu, Florea Dumitrache o Ion Dumitru.
Unos meses después dio inicio la clasificación para el Mundial de Alemania 1974 donde junto a Rumania en el grupo 4 se encontraban la RDA, Finlandia y Albania. El mediapunta se perdió el duelo de la primera jornada ante Finlandia y el de la tercera frente a Albania pero estuvo presente en el resto de encuentros. Un tanto suyo abrió el camino hacia la victoria contra Albania en Bucarest y una gran actuación personal ayudó a superar a la RDA en el mismo escenario unas fechas más tarde. Rumania lideraba el grupo y la visita a Leipzig definiría al favorito para lograr el pase a la Copa del Mundo. Los germanos con dos tantos de Bransch hicieron pedazos las ilusiones de Rumania y pasaron a liderar la tabla. Restaba sólo un partido y la goleada contra Finlandia por 9-0 fue inútil al ganar la RDA en Tirana a Albania por 1-4.
El único éxito de Dobrin con su Selección llegó al final de su carrera en la Copa de los Balcanes de 1977-1980. En el grupo 1 fueron superiores a Bulgaria y Turquía y de este modo llegaron a la final contra Yugoslavia. El futbolista de Pitesti disputó el encuentro de ida en el que cayeron por 2-0 aunque no salió en la remontada por 4-1 en Bucarest que les dio el título.
Vistió por última vez la camiseta rumana el 2 de Abril de 1980, en un amistoso ante la RDA que finalizó en tablas.

Al término de su carrera ejerció de entrenador del Arges Pitesti en cuatro etapas diferentes (1982, 1985-1986, 1998-1999 y 2001) y también dirigió  al Botosani en 1992. En su labor en las categorías inferiores del club de sus amores tuvo como pupilos entre otros a Adrian Mutu, Adrian Neaga o Nicolae Dica.

El estadio de la ciudad que le vio nacer lleva su nombre como homenaje a uno de los personajes más relevantes que ha dado Pitesti.

Falleció el 26 de Octubre de 2007 a los 60 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada