viernes, 17 de mayo de 2013

Osei Kofi "El mago driblador"


En la historia del fútbol ghanés sobresale la figura de Abedí Pelé y en menor medida la de jugadores como Ibrahim Sunday, Abdul Razak, Anthony Yeboah, Samuel Kuffour o Michael Essien, pero quién abrió el camino para todos ellos poco después de la independencia del país en 1957 fue Osei Kofi. Nacido el 3 de Junio de 1942 en Koforidua (Ghana), se desempeñaba como extremo aunque también podía jugar de mediapunta y era un jugador de gran velocidad y excelente regate. Muy técnico, ágil y explosivo tenía facilidad para perforar las redes rivales. Fue conocido con los apelativos de "El mago driblador", “El hombre orquesta” o “El hombre de las cuatro piernas” por su gran variedad de driblings.

Comenzó su carrera en el Asante Kotoko donde llegó a finales de los años 50 y en el que permaneció el resto de su vida deportiva. En el conjunto rojo pronto empezó a destacar con su habilidad y desparpajo convirtiéndose en la principal estrella del equipo. Los títulos no tardaron en llegar y la primera Liga se conquistó en la temporada 1963-1964. Realizaron un gran curso perdiendo solamente dos partidos y aventajando en 8 puntos al Hearts of Oak de la capital. La siguiente campaña no bajaron el ritmo y revalidaron el título sacando 5 puntos de distancia de nuevo al Hearts. El frente de ataque con Kofi e Ibrahim Sunday cuajaron una soberbia actuación y la escuadra anotó un total de 116 tantos. En 1966 debido a un golpe de estado y la inseguridad en el país se canceló la competición en Diciembre cuando el Asante iba en segundo lugar a 1 punto del líder y con dos partidos por jugar. A partir de la temporada 1966-1967 regresó a la normalidad y los Guerreros Puercoespines consiguieron enlazar tres Campeonatos de Liga consecutivos. En el primero, en 1967, superaron por 4 puntos a Great Olympics, Mysterious Dwarfs y Great Ashanti, en 1968 dominaron de principio a fin con el Hearts of Oak a 6 puntos y en el tercero y último en 1969, lograron alzarse con el torneo en la jornada 22 superando por un punto al Susu Biribi de Abuakwa. Al acabar la campaña el Asante disputó dos encuentros amistosos con el Stoke City. En el celebrado en Ghana vencieron por 3-1 con dos goles suyos, mientras que en Inglaterra marcó otros dos tantos pero cayeron derrotados. El Stoke se interesó por sus servicios pero el presidente ghanés desechó la oferta y le retuvo el pasaporte para que no pudiese viajar a tierras inglesas. En 1970 participaron en la Liga de Campeones africana con el objetivo de alzar el trofeo, algo que no pudieron conseguir en 1967 tras caer en la final con el TP Engelbert (actual Mazembe) congoleño, al no presentarse en el encuentro de desempate. Eliminaron consecutivamente al Stationery Stores nigeriano (3-3) en segunda ronda, Young Africans tanzano (1-3) en cuartos y Al-Ismaily egipcio (0-2) para plantarse en la gran final repitiendo el rival de 1967, el TP Engelbert. Esta vez las cosas fueron distintas y tras empatar a 1 en casa, la victoria por 1-2 en Kinshasa les convirtió en el mejor equipo del continente. El año siguiente volvieron a llegar a la final, en casa ganaron por 2-0 al Canon Yaoundé camerunés y en la vuelta perdieron por la misma diferencia, lo que hizo necesario un encuentro de desempate en el que los cameruneses vencieron por la mínima. En 1972 Kofi obtuvo la última Liga de su palmarés cuando el Asante Kotoko rebasó en la tabla por 4 puntos al Bofoakwa. Con ello concurrieron en la Liga de Campeones de 1973 donde cosecharon otro subcampeonato después de no poder con el AS Vita Club congoleño (5-4). Al termino de la temporada y con un bagaje de más 300 encuentros y 200 goles colgaba las botas de manera oficial.


Selección de Ghana 1963
Selección de Ghana 1965















Con la Selección de Ghana fue internacional en 20 encuentros logrando 10 dianas. Asistió a su primer gran evento en 1963 con la disputa de la Copa de África celebrada en casa. No jugó ningún partido y desde el banquillo vio como el combinado nacional conquistaba el torneo al vencer por 3-0 en la final a Sudán. Un año más tarde fue convocado para los Juegos Olímpicos de Tokio. Allí quedaron emparejados con Italia, Japón y Argentina. Realizaron un gran papel y tras empatar con la albiceleste a 1 y vencer a los nipones 3-2 lideraron el grupo (Italia se retiró). En cuartos se enfrentaron a la República Árabe Unida (actual Egipto) que les doblegó por un claro 5-1. Estaban eliminados aunque aún disputaron un encuentro más con Kofi como titular (también lo había sido frente a Argentina), para decidir el 5º puesto, en el que Rumania les venció por 4-2. En 1965 participó en su segunda Copa de África esta vez siendo un fijo en las alineaciones del entrenador Charles Kumi. En la liguilla inicial sendos triunfos ante la República Democrática del Congo por 5-2 con un gol de Kofi y frente a Costa de Marfil por 4-1 con otra diana del extremo, les permitió pasar como primeros y disputar la final frente a Túnez. En el estadio Chedly-Zouiten de la capital tunecina con 16.000 espectadores en las gradas, Ghana venció por 3-2 (gol de Kofi en el minuto 79) en la prórroga y revalidó el título de campeón continental. Los 3 goles en el torneo le convirtieron en el máximo artillero junto a su compañero Acheampong y el costamarfileño Mangle. Además al llegar a su país el presidente Kwame Nkrumah le entregó el galardón de mejor jugador ghanés del año. Sus últimos torneos de importancia los disputó en 1968 con los Juegos Olímpicos con sede en México y la Copa de África celebrada en Etiopia. En la competición olímpica quedaron encuadrados en un grupo con El Salvador, Israel y Hungría. Empataron ante húngaros (2-2) y centroamericanos (1-1) gol obra de Kofi y perdieron frente a los israelíes por 5-3 con lo que fueron apeados del torneo. En el Campeonato africano en el que defendían titulo dejaron en el camino a Senegal y Congo en la primera fase de la que pasaron líderes con la República Democrática del Congo en segunda posición. Kofi marcó un tanto en cada encuentro del grupo cuyos resultados fueron Ghana 2 - Senegal 2, Ghana 2 - República Democrática del Congo 1 y Ghana 3 - Congo 1. En semifinales ganaron por 4-3 a Costa de Marfil y en la final volvieron a verse las caras con la República Democrática del Congo. En esta ocasión el marcador fue diferente y un gol del congoleño Kalala les dejó sin trofeo. Vistió por última vez la camiseta de las Estrellas Negras en 1973, en un encuentro clasificatorio para el Mundial de 1974 ante Zaire que les venció por 4-1.

Al finalizar su trayectoria futbolística se convirtió en un sacerdote muy querido y venerado en su país. Además ha trabajado recientemente como Coordinador de los Juegos Nacionales en Ghana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada