martes, 26 de marzo de 2013

Rudolf Brunnenmeier "El icono de los Leones bávaros"


Protagonista de la época dorada del TSV 1860 Munich en la década de los 60 y máximo goleador del club en la Bundesliga con 66 goles, vivió su vida al límite, no desaprovechando ningún instante. El alcohol y el tabaco fueron una constante ya en su época de jugador y acortaron una carrera en la cumbre que pudo prolongarse en tiempo y éxitos. Nacido en Munich (Alemania) el 11 de Febrero de 1941, fue un delantero centro corpulento, con gran instinto goleador y fuerte físicamente que tenía un potente disparo y un certero remate de cabeza. Se le conoció cariñosamente como "Rudi".

Su primer club fue el Olching SC del que llegó al 1860 Munich precisamente el año del centenario cuando contaba con 19 años. Aún no se había creado la Bundesliga y el fútbol en Alemania se dividía en cinco torneos de carácter regional. El equipo bávaro jugaba en la Oberliga Sud y Brunnenmeier en sus tres primeros años como profesional llegó a marcar 73 goles. Con Max Merkel en el banquillo y jugadores como el portero yugoslavo Radenkovic o los alemanes Rudolf Steiner, Hans Kuppers, Alfred Heiss y Hans Rebele consiguieron el título en 1963 por delante del FC Nurnberg y con ello recibieron la invitación para participar en la primera Bundesliga que dio comienzo ese año. El conjunto de "Los leones" entró con buen pie en la nueva competición con un 7º puesto y redondeó la temporada con la consecución de la Copa. En primera ronda eliminó al Borussia Dortmund por 2-0, en segunda al FC Kaiserslautern por 4-2, en cuartos se deshizo del FC Saarbrucken por 1-3 y en semis derrotaron tras una prórroga por 1-4 al Altonaer FC 93 para llegar a la gran final. En el encuentro celebrado en el Neckarstadion de Stuttgart en Junio de 1964 vencieron por 2-0 al Eintracht Frankfurt con el 2º tanto obra de Brunnenmeier. En aquel momento ya se le consideraba una de las estrellas del panorama futbolístico alemán en clara competencia con el delantero del Hamburgo Uwe Seeler. La campaña siguiente el 1860 siguió en clara ascensión y lo confirmó con un 4º lugar en la tabla clasificatoria gracias en parte a los goles de "Rudi" que se proclamó máximo goleador del curso con 24 tantos. Además su participación en la Recopa de Europa fue extraordinaria eliminando a equipos de la talla de Oporto, Legia de Varsovia o Torino llegando a la finalísima en Wembley donde cayeron ante el West Ham de Geoff Hurst, Bobby Moore o Martin Peters por 2-0. En 1966 los buenos augurios de temporadas pasadas se cumplieron con la consecución de la Bundesliga tras superar por 3 puntos a Borussia Dortmund y Bayern de Munich. El plantel se apoyó en un buen sistema defensivo y en un tridente goleador formado por Konietzka (26), Grosser (18) y Brunnenmeier (15) que logró 59 dianas de las 80 totales del equipo. Se estrenaron en la Copa de Europa 1966/1967 enfrentándose al Omonia chipriota al que apabullaron por un global de 10-1 y a continuación en 1/8 les tocó en suerte el Real Madrid. En la ida vencieron por la mínima con un gol de Kuppers y en la vuelta en el estadio Santiago Bernabéu a los 18 minutos Brunnenmeier abrió el marcador pero el conjunto blanco dio la vuelta al partido y la eliminatoria y acabó venciendo por 3-1. En el campeonato doméstico no pudieron revalidar el título por únicamente 2 puntos que le sacó el Eintracht Braunsshweig y el rendimiento de "Rudi" empezó a preocupar a directivos y aficionados dado que estaba más pendiente de temas extradeportivos que de jugar. Su última campaña fue en 1968 en la que jugó 12 partidos consiguiendo un solo gol. Dejó el 1860 Munich con un bagaje de 207 partidos disputados y 139 tantos y la sensación de que centrado y dedicado exclusivamente al fútbol podría haber sido un jugador más grande de lo que ya fue. Se marchó con 27 años a jugar a Suiza aunque en el país helvético fue más noticia por sus salidas nocturnas y altercados que por su calidad en el terreno de juego. Fichó por el Neuchatel en el que estuvo desde 1968 a 1972 y más tarde jugó una campaña en el Zurich. En 1973 fue traspasado al Bregenz austriaco en el que permaneció 4 años y sus días de jugador terminaron en la Liga de Luxemburgo en las filas del Balzers en 1980, donde ganó una Copa y vivía con lo que le pagaba el equipo del Principado ya que sus ahorros habían sido dilapidados. 


TSV 1860 Munich 1967

Selección Alemana 1965













Con la Selección de Alemania Federal fue internacional en 5 ocasiones marcando 3 tantos. Debutó con gol el 4 de Noviembre de 1964 en un encuentro ante Suecia clasificatorio para el Mundial de Inglaterra que terminó empate a 1. También vistió la zamarra blanca en dos amistosos ante Austria e Italia y en los partidos de clasificación ante Suecia en Estocolmo cuyo resultado fue 1-2 y en el enfrentamiento contra Chipre en Nicosia que acabó 0-6 para los germanos. Precisamente ante los chipriotas se despidió de la Selección anotando dos goles en las postrimerías del partido.

Tras su retirada comenzó la cuesta abajo definitiva. Entrenó al Garmisch-Partenkirchen y al Wacker de Munich durante un breve espacio de tiempo y más tarde junto a unos amigos abrió un par de establecimientos nocturnos. Brunnenmeier era el gerente y el principal cliente hasta que las deudas se acumularon y los socios decidieron romper relación con él. Luego su mujer le pidió el divorcio y el poco dinero que le quedaba fue a parar a ella lo que le dejó en una situación muy precaria. Volvió a vivir a casa de su madre y los pocos trabajos que conseguía le duraban poco tiempo al igual que el dinero. Iba de barra en barra y vendía sus historias futbolísticas a cambio de una cerveza. Llegó a estar en la cárcel durante 6 meses por un caso de falsificación y por conducir ebrio hasta que enfermó de cáncer como su padre falleciendo el 18 de Abril de 2003 en Olching a los 62 años. A su entierro asistieron miles de personas para despedir a aquel magnífico delantero que sembró de goles los estadios alemanes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada