martes, 26 de febrero de 2013

Santiago Urtizberea "El mejor artillero del Real Unión en primera división"

A día de hoy su nombre evoca tiempos gloriosos de un club que actualmente se encuentra en la tercera categoría del futbol español, la 2ª división B. Con 48 tantos es el máximo goleador del Real Unión en las únicas cuatro temporadas que milito el conjunto de Irún en la primera división a finales de la década de los 20 y comienzo de los 30. Nacido en Irún, municipio de Guipúzcoa (España) el 25 de Julio de 1909, fue un delantero centro muy corpulento, fuerte y potente, con un físico arrollador no paraba de correr pese a su complexión a lo que hay que unir su oportunismo en el área y su magnífico remate de cabeza.

Urtizberea en la R.Sociedad
Comenzó a jugar de niño en las calles de su población y pronto entró a formar parte del equipo más prestigioso de la localidad, el Real Unión. Cuando contaba con 15 años ya debutó con el conjunto irundarra en varios partidos amistosos y en la temporada 1926-1927 se le hizo ficha del primer equipo. Era una época en que el Real Unión estaba en la élite del fútbol español, se había proclamado Campeón de Copa en 1924 y lo volvió a repetir precisamente al finalizar la campaña de 1927 tras derrotar en la final por 1-0 al Arenas de Guetxo sin que Urtizberea participase en ningún encuentro. Para llegar a dicho torneo con anterioridad se disputaban los Campeonatos Regionales y el Real Unión conquistó las ediciones de 1926 y 1928 por delante de Real Sociedad y Osasuna con Urtizberea en la plantilla. Un año más tarde daba comienzo la recién creada competición liguera, el ariete no partió como titular los primeros encuentros pero en la jornada 5 se le dio la primera oportunidad y no la desaprovechó. Visitaban al Europa en el campo de El Ginardó y Urtizberea anotó dos tantos que ayudaron a reflejar un 3-3 en el marcador final. A partir de ahí se hizo un hueco en el once y finalizó el curso junto con Luis Regueiro como máximo goleador del equipo con 11 tantos y un 9º puesto de la entidad de Irún en la clasificación. Durante las dos temporadas siguientes su nivel goleador no bajó sino que aumentó y en la campaña 1929-1930 marcó 18 goles y 15 en la de 1930-1931. Además en ambos cursos el Real Unión amplió su palmarés con otros dos Campeonatos Regionales al superar a Real Sociedad en 1930 y CD Logroño en 1931. Sin embargo en 1932 el conjunto fronterizo vivió el drama del descenso con el que ya estaba coqueteando los años anteriores, finalizó en última posición de la tabla y desde entonces no ha podido volver a saborear la primera división española. Dicho curso se le juntaron muchos problemas, a la marcha de Luis Regueiro al Real Madrid un año antes se le juntó el ocaso de las carreras de René Petit y Gamborena, la excesiva juventud del plantel o la mala campaña de Urtizberea lastrado por las lesiones y en la que únicamente anotó 4 dianas. A mitad de la siguiente temporada 1932-1933 Urtizberea abandona el Real Unión en segunda división y ficha por el Donostia FC (actual Real Sociedad), le firman un contrato profesional y ya en plena forma realiza un gran trabajo para la permanencia del club txuri-urdin en la máxima categoría, logra 12 goles en 8 partidos y el Donostia FC termina en 6ª posición. En el curso 1933-1934 sus números siguen siendo importantes de cara a puerta y consigue 10 goles en 11 partidos, el Donostia mejora un puesto respecto al año anterior colocándose 5º y a final de temporada Urtizberea solicita la baja para regresar al equipo de su tierra e intentar que vuelva a primera división. El objetivo durante dos años es un fracaso, el Real Unión se posiciona 5º en 1935 y 8º en 1936 y en el verano de este año cuando estalla la Guerra Civil el delantero decide exiliarse a Francia. 


Plantel del Real Unión en 1929





Girondins de Burdeos Campeón de Copa en 1941



















En el país vecino se estaba formando un nuevo club tras las fusión de dos equipos amateur de la ciudad de Burdeos y por ende nació el FC Girondins de Burdeos. Los dirigentes contrataron como entrenador a Benito Diaz que para su proyecto decidió contar con dos paisanos, Jaime Mancisidor y el propio Santiago Urtizberea que llegaron al conjunto de la Aquitania en 1937. En su primera campaña se logra el Campeonato de Francia Amateur de 1937 al imponerse en la final por 2-1 al FC Scionzier con dos goles de Urtizberea en la final. Esto permite que el Girondins sea elegido como miembro de la Liga Profesional y en 1938 comienza en la segunda categoría. Los resultados no son los esperados y no se consigue ascender a primera ni en 1938 ni en 1939. En ese momento estalla la II Guerra Mundial que convierte en un caos cualquier competición deportiva en Francia. Los campeonatos de liga se ven afectados aunque la plantilla del Girondins permanece casi intacta y la institución sale beneficiada para los próximos compromisos oficiales. En 1940 se proclaman Campeones de la zona Sudoeste y tras vencer por 3-0 al OGC Niza se convierten en Campeones del Sur de Francia. Lamentablemente no se pudo celebrar el partido para dilucidar el Campeón de Francia puesto que la en parte norte no hubo competición debido a la invasión nazi. El primer gran éxito a nivel nacional llegó en 1941 con la Copa de Francia, debido a la situación del país se disputaron varias finales y en todas ellas resultó ganador. Primero se enfrentó al FC Red Star por el Campeonato de la Francia ocupada con un resultado de 3-1, a continuación venció por 3-1 al Toulose FC Campeón de la Francia libre o de Vichy y por último se impuso al SC Fives de la zona prohibida del Norte-Paso de Calais por 2-0, ambos tantos materializados por Urtizberea. En 1943 tras la marcha del húngaro Stern una nueva faceta llega a la vida de del delantero de Irún, se convierte interinamente en entrenador-jugador y con él en la dirección se llega a la segunda final de la Copa que esta vez no se puede obtener tras caer ante el Olympique de Marsella en el partido de desempate por un claro 4-0. Un año más tarde si se consigue otro Campeonato de Francia amateur tras derrotar en la final al AS Cannes por 2-1, el primero obra de Urtizberea. Este resultado ayudó a que el Girondins por fin debutase en primera división en 1945 tras el final del conflicto bélico que sacudió el mundo durante 6 años. El sueño duró solamente dos campañas y tras finalizar en 14ª posición en 1946 se descendió en 1947 al ser antepenúltimos con 31 puntos. Un Urtizberea muy veterano disputa varios partidos en segunda y pone punto y final a su larga carrera en 1948 con casi 39 años.

Después de su larga trayectoria dirigió a varios equipos de la cantera del Girondins y se centró en la formación de jugadores, cargo por el que fue muy apreciado en la ciudad del vino. Unos años más tarde se volvió a sentar en el banquillo del primer equipo, fue en 1957 cuando militaban en segunda y el propósito era ascender, algo que no se consiguió tras acabar en el 5º puesto.

Vivió muchos años en la localidad de San Juan de Luz pero falleció a los 75 años el 18 de Enero de 1985 en la ciudad que le vió llegar al mundo y marcar multitud de goles, Irún.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada