domingo, 9 de diciembre de 2012

Pak Doo Ik "El héroe de Ayresome Park"


Julio de 1966, estadio de Ayresome Park en la localidad de Middlesbrough, se enfrentan la potente Italia con Mazzola, Rivera, Faccheti o Albertosi en sus filas ante un desconocido plantel de Corea del Norte. A las 21:30 horas se acababa de producir una de las mayores sorpresas en la historia de los Campeonatos del Mundo, Italia hacia las maletas tras perder por 1-0, gol logrado por el anónimo Pak Doo Ik que a partir de ese instante se hizo un hueco en los anales del deporte rey. Nacido el 17 de marzo de 1942 en Pyongyang (Corea del Norte) fue un delantero rápido, incansable y poseía un potente y peligroso chut. Le apodaron "La perla de Oriente".

Pak Doo Ik batiendo a Albertosi
Jugó toda su vida en el Moranbong SC de su localidad natal Pyongyang. En total fueron 12 temporadas, pero no hay datos fiables de su trayectoria ni de los resultados del club en las competiciones futbolísticas en los años 60 y 70 dado el hermetismo del país. Se hizo leyenda con la Selección de Corea del Norte donde fue internacional en 87 ocasiones logrando 17 tantos. Los primeros pasos los dio en la clasificación para los Juegos Olímpicos de 1964 celebrados en Tokio, los norcoreanos eliminaron a Burma y Tailandia y lograron un billete para el torneo, pero unos meses antes de celebrarse la cita olímpica Corea del Norte retiró a toda su delegación y no acudieron. El siguiente campeonato en que participó con su Selección fue el GANEFO (Juegos de las Nuevas Fuerzas Emergentes) de 1965 con sede en su país y que vencieron tras quedar por delante de China y Vietnam del Norte en la clasificación final. A finales de ese año disputaron la calificación del Mundial de Inglaterra en 1966 logrando el pase ante Australia, tras vencerla en los dos partidos jugados en Phnom Penh (Camboya) por 6-1 y 1-3. Viajaron a las Islas Británicas con el único objetivo de realizar un papel digno y las circunstancias que finalmente se dieron no entraban en sus pronósticos. Quedaron encuadrados en un grupo con la URSS que era subcampeona de Europa, Italia con grandes jugadores en sus filas y Chile que había sido 3ª en el anterior Campeonato del Mundo. En el primer encuentro frente a los soviéticos cayeron por un claro 3-0, en el segundo iban por los mismos derroteros hasta que un penal transformado por Seung en el minuto 88 les dió un empate ante los sudamericanos y en el tercero y decisivo jugaron el partido de sus vidas ante los transalpinos que les hizo entrar en la historia. Un grupo de comandantes solteros del ejército (condición necesaria para integrar el equipo de Corea del Norte) golpeó de lleno el orgullo italiano y les derrotó por la mínima, lo que supuso el ascenso a sargento de Pak Doo Ik tras el tanto conseguido. Aquel partido conmocionó a Italia y al fútbol en general, llegando incluso el equipo italiano a ser recibido en su regreso a casa con una lluvia de tomates podridos. Los asiáticos se clasificaron para cuartos de final y se vieron las caras con Portugal, Pak Doo Ik volvió a brillar y llegaron a colocarse 3-0 en el marcador, pero emergió la figura de Eusebio con 4 dianas y los lusitanos remontaron y acabaron venciendo por 5-3. Su último encuentro con el equipo nacional tuvo lugar en un amistoso ante Argelia en 1969 que acabó con victoria norcoreana por 1-3.

 













 

En un documental televisivo que vio la luz en 2002 titulado “The game of their lives” (El partido de sus vidas) se llegó a contar que pasaron de héroes a villanos por su derrota ante Portugal y que incluso fueron mandados a un campo de trabajo pero es algo que no se ha podido comprobar. Ese mismo año Pak Doo Ik viajó con 7 de sus compañeros a Inglaterra para rememorar aquel histórico enfrentamiento.

Tras su retirada se marchó del ejército y se dedicó a trabajar como profesor de educación física. En la actualidad vive en Pyongyang y tiene 70 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada