domingo, 16 de septiembre de 2012

Mohammed Ad-Diba “De delantero a árbitro”


Es uno de los curiosos casos que ha habido en la historia del fútbol, donde un jugador de categoria al finalizar su carrera deportiva decide dedicarse al arbitraje llegando a ser internacional. Nacido en Alejandria (Egipto) en 1927 fue un delantero rápido e incisivo de gran remate con ambas piernas que fue la estrella egipcia en la mitad del siglo pasado.

Con 21 años debutó en la recién creada Liga de Egipto con el Al-Ittihad Al-Iskandary y fue el máximo artillero con 15 tantos compartiendo el premio con El-Sayed El-Dhizui del Al-Masry. En una época dominada por el Al-Ahly que ganó diez ligas consecutivas, su equipo el Al-Ittihad tuvo que conformarse con ser ganador de la Copa Egipcia en 1948 tras vencer 2-0 al Zamalek y de la Liga de Alejandria un campeonato menor. Se retiró con 35 años en 1962 tras pasar toda la vida deportiva en el mismo club.

Su trayectoria en la Selección se inició al acudir a los Juegos Olímpicos de Londres en 1948 donde Egipto cayó en la primera fase tras perder con Dinamarca y a la edición siguiente de Helsinki en 1952 en la cual tras ganar en la fase preliminar a Chile, perdieron en primera ronda con la República Federal Alemana por 3-1. Participó en la clasificación para el Mundial de Suiza de 1954, Egipto quedó emparejada con Italia que le ganó ambos partidos, primero en El Cairo por 1-2 con gol de Ad-Diba y la vuelta en Milán por un claro 5-1. Su gran éxito con el equipo nacional lo obtuvo en 1957 en la I Copa Äfrica de la historia siendo cuatro los participantes, los faraones vencieron en la primera semifinal por 2-1 a Sudán marcando un gol Ad-Diba, mientras que por la otra parte del cuadro Etiopia venció a Sudáfrica que fue descalificada por no presentar un equipo multirracial. La final disputada en Jartum fue un paseo para los egipcios que derrotaron a los sudaneses por un claro 4-0, todos los tantos anotados por Ad-Diba que se alzó como máximo goleador del campeonato con 5 dianas. 

En 1968 comenzó su labor en el arbitraje, y ese mismo año fue el colegiado de la final de la Copa África disputada en Etiopia y que enfrentó al Congo con Ghana (1-0). Llegó a participar como asistente en los Juegos Olímpicos de Montreal en 1976 y tras la finalización del torneo se retiraría.

Desde ese momento realizó colaboraciones arbitrales con distintos medios de comunicación además de tener negocios relacionados con el agua.

En 2007 fue incluido entre los 200 mejores jugadores de la historia de África en una lista confeccionada por la Confederación Africana de Fútbol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada